¿Médico o Sádico?

Foto tomada de internet

Foto tomada de internet

Por Esperanza Parra Alonso. Aún cuando el título sugiere un tema de horror, no lo es; más bien tiene que ver con falsa imagen, creada para engañar a los neófitos. Todavía está fresca en la memoria de quienes conocimos la noticia de la expulsión del doctor Eduardo Cardet, residente en el poblado de Velasco, de su condición de médico del sistema de salud cubano, noticia ampliamente difundida por las redes sociales, por el único “crimen” de ser un opositor del gobierno de los Castro, lo cual desató una de las tantas y endebles campañas mediáticas, que se derrumban como un Castillo de naipes por la carencia de fundamentos y falsía de la información brindada.

Cuándo aprenderán los lacayos que la información debe ser verificada, para no perder la poca credibilidad que aún poseen entre la mafia que los apoya.

Resulta ser que el Doctor Cardet nunca fue separado de su cargo como médico, labora normalmente en un Consultorio del Médico de la Familia en el barrio de Guabasiabo, en Velasco, acompañado de una enfermera, en uno de los principales programas del ramo: la atención primaria de salud.

Este mismo doctor que falsamente denunciaba su expulsión del sistema de salud para llamar la atención de sus amos, hoy aparece mostrando su verdadera cara: abusador y sádico.

El 28 de diciembre del año 2013 el doctor Cardet, de forma abusiva y discriminatoria frente a su propia vivienda, le propinó golpiza al ciudadano Julio Rodríguez Rodríguez, cuando este le solicitaba le pagara por servicios prestados en su vivienda relacionados con recogida de escombros acumulados en el patio, que el mencionado Doctor no realiza por considerarlos oficios de clase baja.

Como resultado de la golpiza propinada el mencionado Julio, tuvo que ser enyesado en su antebrazo derecho, por fractura del mismo y atendido en Policlínico de la localidad de Velasco.

Este pobre hombre de más de sesenta años de edad, quien además presenta trastornos psiquiátricos, –que lo han llevado a estar internado en instituciones de salud mental en más de una ocasión-, contó a amigos y conocidos que el dinero que el doctor Cardet no quiso pagarle por su trabajo, se encontraba destinado a comprar medicamentos a su madre postrada, siendo él su único sustento, y que por sus lesiones incurrió en más gastos que no le es posible costear.

El Doctor Cardet, sin embargo, se dedicó a negar todo lo manifestado por el pobre anciano, aludiendo que nunca realizó los trabajos antes dichos y que lo amenazó a él y su familia, encargándose cuidadosamente de no divulgar este hecho que bien pudiera desmontar su falsa imagen.

Tal vez mejor habría sido que lo hubieran expulsado en realidad de su condición de galeno, pues lejos de curar, hiere, lo cual me hace preguntarme el hombre en su esencia es en realidad ¿médico o sádico?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s